El jefe y la recepcionista Epilogo

Por Sarah Catheryn   Publicado a las  11:01 p. m.   12 comentarios

EPILOGO!!!

"El Final"

Karen Pttzn

"y vivieron felices para siempre"
Bella POV
Habían pasado ya ocho meses desde que le dije a Edward sobre mi embarazo. Tal noticia le causó felicidad, que era eco de la mía. Había estado cuidándome constantemente todo lo que necesitaba estaba a mi alcanza. A veces no quería decirle que tenía dolores para no preocuparlo. Los doctores habían dicho que iba a ser un hermoso niño, y me alegraba. Quería que en todo, se pareciera a Edward, ya que él era perfecto. Amaba tanto este bebé que daría mi vida por él.
Alice le había comprado miles de mudas de ropa para el bebé, hasta le hizo un closet del tamaño de un cuarto para ropa exclusiva de Eddie Junior. Edward y yo a veces nos molestabamos un poco por que no podiamos tocarnos, era una desventaja.
-¿Necesitas algo?- preguntó Edward recostándose en el sillón donde yo estaba.
-La verdad...mmm...- dudé.
-¿Comida?


-Si - le dije con una gran sonrisa-. Una hamburguesa y unas papas fritas.
-¿Dijeron papas fritas?- preguntó Emmet cuando bajaba de las escaleras.
-Son para Eddie Junior- dije en broma.
-No importa, se las quitaré.
-Vas a ver Emmet, cuando Eddie salga de ahí- dije tocando mi bulto- te pateará el trasero.
-Ya quiero verlo.
-¿Amor enserio es necesario?- preguntó Edward.
-Si - :D
-Orita vendré, voy al parque a traerle a mi hijo algo de comer.
-Me traes unas Eddie
-Vale.
Edward salió en el volvo y Emmet y yo nos quedamos viendo un buen partido de fútbol, con tanto hombre en la casa, ya me había acostumbrado. Toda la familia vino de visita de nuevo, ya que eran mis últimos meses, en una semana, tendría los nueve meses. Estaba un poco nerviosa, lo normal, pero como era mi primer niño...tendría que calmarme. Alice y Rose habían salido de compras, gracias a Dios tenía una excusa para no salir: el embarazo. Aunque no se como podían soportar el dolor ellas.
Dos goles y una soda después, llegó Edward. Traía dos bolsas llenas de papas, refrescos y hamburguesas, para todos. Sabía que eso no era buen alimento para mi bebé, pero que puedo decir, si era lo único que el quería. Edward me había dado a probar de toda clase de comida: huevos, tostadas, nachos, hot dog, chocomilk, malteadas, etc etc...pero Eddie Junior no los aceptaba. Cuando cumplí el primer mes, Carlisle nos llevó a todos a un buen restaurante no muy lujoso. Solo me bastó ver a una persona comiendo hamburguesa y se me antojo de inmediato. Como todo papá que achecha a su hijo, Edward corrió por una hamburguesa de doble queso y me la dio. Eddie por supuesto, se la comió toda. Todos sonrieron al ver que por fin había escogido algo que no era rechazado por el bebé.
-Señorita, aquí está su hamburguesa doble con queso y papas fritas- dijo Edward dándome las cosas en una bandeja.
-Gracias mi amor, eres muy amable- le sonreía dándole un beso.
-Emmet puedes agarrar lo que quieras- le dijo Edward.
-Genial.
-¿Quien va ganando?
-Los Strangers, tres a cero.
-Genial.
Estabamos todos expectantes en el televisor. Estaba un jugador por anotar un gol, faltaba solo uno para que pasaran a los finales." Arturo se la pasa a penacho recorre veinte metros, corre, corre, corre, NO! se la quita Rojo y se la pasa a Martínez, Martínez la toma y la lanza y se la quita el equipo Rojo llevándosela Jiménez y GOOOL!"
-Siiiii! Si! viva los Strangers!- Sentí una alegría al ver que nuestro equipo favorito anotara, que Eddie Junior se movió- Ayyy!
-Bella amor ¿estas bien?- dijo Edward preocupado.
-Si, Eddie también saltó de alegría.
-Pero no te sientes mal? ¿Eddie estas bien?- preguntó Edward a la panza, se veía muy tierno. Él se movió en mi interior y supe que sí.
-Está bien- lo tranquilicé.
Edward se acercó a mi, poniendo su oreja en mi gran panza.
-Parece...que...le gusta mi voz...- sonaba más a un pregunta que a una afirmación.
-Claro, ¿como no iba a gustarle? Si tienes la voz más hermosa- Edward me sonrió.
-Ojalá Rose me dijera eso- dijo Emmet en un tono envidioso, después cambio a una sonrisa-. Les diría cursis en este momento, pero como también Rose espera uno...
*Flashback*
Estabamos en el restaurante más lujoso de Port Angeles, Edward nos había llevado ahí. Había pasado una semana que le había dicho a Edward que estaba Embarazada. Todo estaba tranquilo, como siempre, cuando Alice y Rose se pararon.
-Mmm...este, queremos decirle Algo- dijo Rose.
Todos quedamos extrañados.
-Todos, tenemos que darles dos grandes noticias- dijo Alice.
-!Em, esperas dos gemelos!- exclamó Rose con lágrimas en los ojos. Me sorprendí, no me lo había dicho.
-¡Jas, esperas una niña!- exclamó de vuelta Alice.
Emmet abrazó a Rose y Jas a Alice. Todos aplaudimos por la evidente alegría y me alegré mucho por ellas, sabía que todos eramos completamente felices. Ese día me dí cuenta de algo: Íbamos a tener los partos el mismo día.
Emmet había estado tan feliz desde aquel día, que entendía perfectamente mi situación con el embarazo, aparte de que Rose lo había regañado. Nos acostamos tarde viendo el partido, por fin llegarían a las finales. Como siempre, dormí con mi panza aún lado y Edward abrazándome.
-Edward, se que es un poco molesto, pero, ¿podrías cantar algo para que Eddie se duerma?
-Por supuesto.
Edward empezó a tararear una canción que nunca había oído pero sirvió de mucho, porque en unos instantes me quedé dormida.
Los rayos del sol me despertaron en la mañana. Como siempre, Edward me tenía listo el desayuno en la mesita de noche. Se que era un poco raro y loco, pero era una hamburguesa. Al terminar, me di una ducha y me cambié la pijama. Todos estaban en la mesa desayunando, y sonrieron al verme.
-Buenos días- saludé a todos.
-Buenos días- dijeron de vuelta.
Me senté en el sofá de la sala encendiendo la tele, la verdad no tenía ganas de verla.
-Bell´s, hoy iremos de compras- sonrió Alice.
-No tontita, para los bebés no, sino para nosotras.
-Alice...
-Ya sé, ya sé que vas a salir con la excusa de que estás embarazada, pero Bella, vamos, por favor.
-¿Me compraras una galleta?
-Si- dijo radiante.
-Hecho.
No tenía ganas de discutir con Alice, además, tenía ganas de salir, ya hasta me sabía toda la programación y los anuncios de la tele de memoria. Cuando llegamos a la gran plaza, Alice me compró lo prometido. Anduvimos por miles de tiendas comprando ropa para nosotros. Estaba caminando cuando de repente sentí nausas, mareo y dolor.
-Ay no- logré decir.
-¿Bella que te pasa?- preguntó Rose
-Ya nacerá!- dije en un suspiro.
-¡Dios! No puede ser, Bella respira profundo.
-Llamaré a Edward- Alice sacó su teléfono y marco rápidamente los números-. Edward tu bebé está por nacer, estamos en la gran plaza, apúrate.
-A..li...ce...no ...pue...do...res...pi..rar...
El dolor era inmenso, y sentí que me desmayaría, si Edward no llegaba a tiempo...
Edward POV
-Em no hagas trampa-dije cuando puse en la mesa un as de corazones.
-Nunca lo hago.
-No vean mis cartas- dijo Jas
-Aja- de repente sonó el teléfono de mi bolsillo-¿ Diga?
-Edward tu bebé está por nacer, estamos en la gran plaza apúrate-colgó.
-¡No! Emm, Jas Bella dará a luz.
Fui lo más rápido posible 200km/h la velocidad. Me sentía paranoico, nervioso, jamás me había enfrentado en una situación como esta. Y tenía que ser justo antes de la fecha que nos había dicho el doctor. Llegué a la plaza y corrí hacia Alice, quién me indicó donde estaban por una alsada de mano. Cargué a Bella en mis brazos y la metí al coche para ir al hospital. Jas le decía que respirara despacio.
-1...2...3...
-¡Ayyy!¡ Ya no aguanto¡ ¡Edward apresúrate!- dijo Bella derramando gotas de sudor.
-Edward...
-¡Ya voy!
Bajamos a Bella rápido del coche y al instante llegaron los enfermeros llevándosela al quirófano. Estaba tan preocupado por los dolores de Bella...
-¡Ayy¡- exclamó Alice
-¿Que pasa Al?-preguntó Jas
-Tengo un poco de dolor, pero no es para tanto no te preocupes- dijo con media sonrisa.
-¿Segura?
-¡Ayy! Jas¡- vi como Alice se derramaba en la silla.
-¡Enfermara¡- grité
-¡Edward Jas¡ ¡ Ayúdenme! Rose también¡
-¡NO PUEDE SER¡
Las enfermeras se habían llevado a Alice y a Rose, ge- nial. Tres esposos en medio de una clínica, paranoicos, hechos una bola de nervios, impacientes y con preocupación. Los tres nos sentamos en la sala de espera, cada minuto era una agonía, cada segundo, cada milésima...
Tenía que ser el día que nos tomó a todos desprevenidos, y para acabarla, los tres embarazos. Emmet llamó a Carlisle y Esme diciéndoles la inmensa noticia con alegría y preocupación al mismo tiempo, y en menos de 15 min, estuvieron aquí. Tres desesperantes horas después salió la enfermera.
-¿Ustedes son los esposos de las pacientes Alice Brandon, Rosalie Hale y Bella Swan?
-Si
-Felicidades, son padres de unos hermosos hijos ¿Gustan pasar al cuarto?
-Si¡- dijimos al unisono.
Estaba ansioso, me inundaba una ola de felicidad gigantesca. Al atravesar por la puerta y ver a Bella en brazos con un hermoso bebé, me sentí el más afortunado.
-¡Edward¡- sonrió Bella.
-¡Amor¡
-Mira nuestro bebé ¿No es precioso?- dijo con lágrimas en los ojos-. Es igual a ti, mira esos ojos hermosos, esa nariz perfecta como la tuya, están bello.
-Lo sé, sacó tu cabello.
-Oh, eso no importa, lo importante que es nuestro.
-Es hermoso, estoy tan feliz.
-Oh, Edward ¿Quieres cargarlo?
-Por supuesto- Lo tomé entre mis brazos, eran tan liviano, era la cosa más bella que había visto, era igual que su mamá, linda, perfecta. Estaba completamente lleno de dicha, por fin a mi hijo entre mis brazos, me embargó tal felicidad que me salieron lágrimas y Bella lo notó. Me acarició suavemente la mejilla con su mano temblorosa y yo le correspondí besándola.
-Gracias, por todo. Soy el hombre más feliz del mundo.
-No tienes que agradecerte. Es lo mínimo que puedo hacer por ti, Te amo Edward.
-Y no sabes cuanto te amo a tí.
Nos quedamos un buen rato apreciando al hermoso Eddie y observamos a las otras dos parejas, llorando y abrazándose unos con otros, también embargados de felicidad. Todos sabíamos que a partir de ahora todo iba a cambiar. Por fin, más Cullen´s en la familia. Ahora todo estaría bien.
¿Que más le podía pedir a la vida?
...

Acerca del Autor

Nos dedicamos a brindar información a todos los fans de la Saga Crepúsculo. Desde entonces nos hemos encargado de cubrir premieres, eventos, actualizar día a día nueva información sobre el cast. Después de que terminó la épica Saga en Noviembre del 2012, seguimos los proyectos de cada actor como corresponde.
Lee más en: Conócenos

12 comentarios:

  1. Anónimo11/28/2011

    Es hermosaa!!! Ame la historia... :)

    ResponderEliminar
  2. Anónimo1/25/2012

    me encanto¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  3. Anónimo2/15/2012

    buenisima!!!!!!!!!!!!no tengo palabras para describirla...ME ENCANTO!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  4. Anónimo4/23/2012

    Estuvo hermosa me encanto!

    ResponderEliminar
  5. Anónimo4/30/2012

    Wooowwww me encanto super¡¡¡
    genial sin palabras¡¡¡

    ResponderEliminar
  6. Anónimo7/02/2012

    Oh me fascino que linda

    ResponderEliminar
  7. Anónimo7/04/2012

    :) muy buena.

    ResponderEliminar
  8. Anónimo7/05/2012

    que lindaa la historia!! estuvo muy buena la parte de los 3 partos al mismo tiempo jejejeje =D

    ResponderEliminar
  9. Anónimo7/16/2012

    muuuuy buena

    ResponderEliminar
  10. Anónimo7/25/2012

    De quien eran los niños con quien jugaba Edward?

    ResponderEliminar
  11. Anónimo8/19/2012

    O.o estuvo genial me encantó !!! :D

    ResponderEliminar
  12. Anónimo12/17/2012

    Hermosa la nove, me encanto, gracias por compartirla con nosotros;) Saludos<3

    ResponderEliminar

¡Anímate a comentar, siempre y cuando sea con respeto! Bienvenid@s.

Sube de nuevo ↑
Bienvenidos

    Bienvenido a la web de Diario Twilight. Llevamos siete años trayéndote las mejores noticias de La Saga Crepúsculo y su elenco. Haz parte de nuestras redes sociales y no pierdas detalle

Seguidores Blogger

© 2015 Diario Twilight. WP Mythemeshop Converted by Bloggertheme9
Blogger templates. Proudly Powered by Blogger.