Cap 5 - 6 Sunset

Por Diana Méndez   Publicado a las  6:52 p. m.   0 comentarios

Capitulo 5
Reneesme y Jacob estaba completamente fascinados en el aeropuerto,  deje que Jacob la llevara todo el camino excepto cuando ella se quedo dormida, yo ya estaba un poco cansada , nuestro vuelo estaba retrasado y el ardor de los ojos eran un tanto molesto, en esto momentos me odiaba por no haber aceptado la invitación de Carlisle, el había propuesto que nos fuéramos en un avión privado, pero yo me reusé y opte por uno normal.

Reneesme me acompaño al baño, necesitaba hacerme un cambio de lentillas, mis ojos color anaranjado aun eran poco común para poder usarlos sin lentillas, solo en el aeropuerto utiliza cinco pares diferentes , mientras me los cambiaba pensaba que Alice tendría que hacer un pacto con los vendedores, se estaban haciendo millonarios con tantas lentillas que Alice compraba para mi, y no solo para esta ocasión también tenia que utilizarlos cada vez que estaba en presencia de un humano y el principal era mi padre, que venia a casa de los Cullen tres veces por semana, Charlie al igual que todos estaba encantado con Reneesme y le era imposible dejar de verla.
Por fin el avión estaba despegando, Reneesme nunca había estado en un avión y estaba fascinada, casi no durmió en el camino, Jacob por su parte la consintió en todo, se cambiaron de asiento unas cinco veces hasta que la azafata  se acerco y nos dio la indicación de que no era conveniente que no estuvieran en sus asientos. Entonces Edward le pido a Jacob que se tranquilizara , esta vez no fueron tan duras sus palabras y eso me tranquilizo mucho. El estaba muy tranquilo hasta que comenzó con ese gesto que solo le pertenecía a el , intentaba impedir sonreír pero dejaba al descubierto una pequeña fracción de su grandiosa sonrisa.
-¿de que te ríes Edward?-le pregunte  no aguante la curiosidad.
- pues..acércate- me acerque a su rostro y el se acerco a mi oído. – me rio de lo que la gente esta pensando ahora.
- sonreí , ya me imaginaba que estaban pensando.- ¿y que es?- pregunte ansiosa.
- es Jacob, la gente no comprende que hace entre nosotros, todo creen que Nessie es nuestra hija por el color de la piel y rasgos faciales, pero no comprenden que hace Jacob entre nosotros.
-Edward no seas malvado, por que te ríes de esas cosas sin sentido.- no me enfade, pero tampoco me produjo risa.
- Bella, solo estoy diciendo lo que ellos piensan, ya sabes , comprendo que no puedo separarlos, pero la gente piensa otras cosas, y yo solo te las estaba contando. –se acerco mas a mi y coloco su hombro para que yo me recostara sobre el.
Estaba posada sobre su pecho  intentado recapitular  la máxima cantidad de  recuerdos humanos que tenia de isla Esme, la maravillosa Isla a la cual Edward me había traído para nuestro Luna de Miel… Esta isla contenía una gran cantidad de mágicos recuerdos de mi vida humana y sentía nostalgia al recordarlos, la primera  vez que había pisado esa isla era totalmente indefensa , solo era una humana y ahora que volvía era otra bella, ya no era esa frágil humana , ahora era un vampira al igual que Edward.
Por fin habíamos llegado no soportaba mas el dolor de mis ojos, el viaje fue tan tedioso como la primera vez , pero ya estábamos  tomando la barca que nos dejaría justo en la isla de mi querida Esme, la misma isla en donde habíamos hecho el amor por primera vez Edward y yo, la misma isla en la que habíamos procreado a Reneesme el fruto de nuestro gran amor.
El sol estaba radiante y la piel de Edward totalmente  reluciente, brillaba mucho mas de los normal, en Forks  siempre estaba nublado y esa era la táctica que nosotros  utilizábamos para poder proteger nuestra piel, pero aquí en la isla es sol era centellante y no había forma de que nuestra piel pudiera cubrirse para que no se notase nuestra brillantes.
En cuanto pisamos  la isla Jacob quiso entrar al agua, el normalmente tenia una temperatura igual a 40° y con el inmenso sol que aquí había su temperatura había aumentado aun mas , estaba sofocado y solo quería darse un chapuzón pero Edward no se lo permitió , sabia que Reneesme saldría corriendo detrás de el y el sol estaba demasiado fuerte para que ella estuviese expuesta.
Cuando por fin Edward permitió que Jacob fuese al agua Reneesme lo acompaño, los dos ya había comido y se fueron corriendo uno detrás del otro. Edward y yo estábamos solos, Sabia que no era el momento pero no pude evitar lazarme a su brazos para besarlo, me sentía tan feliz de estar en este lugar, cuando  una vez mas estuve a punto de perder la vida en la batalla con los Vulturi por mi  mente pasaron todos estos recuerdos de esta isla y me lamentaba al pensar  que quizás nunca mas volvería a estar en este lugar y  ahora después de un mes de aquella batalla estaba aquí en el mismo lugar junto a Edward y mi querida Reneesme.
Le pregunte a Edward si quería que acompañáramos a Jake y Reneesme , pero el se negó, prefirió que fuésemos mas tarde.
Estuve recorriendo la casa y estaba perfecta igual que la primera vez , el propio Edward había mandado a reparar la cama que habíamos destrozado cuando hicimos el amor por primera vez.
Todo estaba tan intacto que era como viajar a mi pasado,  pero ahora existía mi hija, mi querida Reneesme , la pequeña niña que habíamos creado Edward y yo y por la cual habíamos dado todo incluso habíamos pensado en dar nuestras vidas con tal de que ella sobreviviera.
Jacob y Reneesme Volvieron Luego de unas horas, estaban cansadísimos, Jacob estuvo enseñándole a  nadar y no era sorprendente mi hija era muy inteligente y no le costo mucho aprender, estaban exhaustos. Jacob pregunto cual era su cama por que estaba cansadísimo y Edward  le enseño cual seria su habitación, Edward había ordenado que ambientaran una pieza para niños , una pieza especial para Reneesme con colores  de niña, para que se sintiera igual que en nuestra cabaña.
Jacob siempre estaba tan feliz había saltado en una pata cuando Edward le comunico que estaba invitado ah irnos de vacaciones… y siempre llenaba de alegría y de humor el lugar donde estuviese y esta no había sido la excepción.
-mm Bella- Jacob me llamo con la mano para que me acercara a el.
-Jacob, no seas. – Exclamo Edward , de segura ya había leído su mente.
-mm calla – dijo ahora Jacob y yo me aproxime hasta donde estaba el.
-¿Qué quieres?- ya me estaba imaginando que estupidez diría Jake, siempre buscaba la forma de ridiculizarme. Se acerco a mi oído y me susurro.
-Bella cuando te vayas a dormir –recalco en su voz ese dormir, pues sabia que los vampiros no dormíamos nunca – por favor no grites, quiero dormir tranquilo.- y se hecho a reír y de inmediato salió corriendo a encerrarse a ala habitación y hubiese sido humana estaría totalmente sonrojada, este era uno de los puntos en contra que teníamos con Jake aquí nuestra privacidad con Edward se vería implicada. Mordí mi labio en señal de que debía haber pensado mejor  si era conveniente traer a Jacob, ya no podía hacer nada , para estar con Edward tendría que ser silenciosa.
-Maldito Jake -susurre.
Edward mientras se reía , tenia a Reneesme en sus brazos , la estaba meciendo para quedara dómida y nosotros pudiésemos estar a solas .- de seguro se reia demostrando un “te lo dije” . pero ya no había nada mas que hacer.
Por fin mi pequeña hija que ya tenia aspecto de una niña de 7 años estaba profundamente dormida en brazos de su padre. Acompañe a Edward a recostarla en su cama, cerramos la habitación  y nos fuimos a nuestra habitación.
Edward entro a el baño  y se coloco un traje de baño color gris que le quedaba estupendo luego se acerco a mi oído y me susurro.
-¿Quieres recordar nuestra primera vez?- me miro con sus ojos dorados y me acaricio mi cuello con sus suaves manos.
-como no querer.- me acerque mas a el y lo bese en sus labios..- luego busque en las maletas que había hecho Alice un traje de baño y después de mucho buscar por fin lo había encontrado.
Edward tomo mi mano y nos fuimos caminando lentamente hacia la bahía ,el paisaje era fascinante estaba lleno rocas y  de grandes palmeras además   el cielo estaba estrellado y la fresca briza del mar nos ofrecía un ambiente perfecto al igual que la primera vez , la fina y centellante arena estaba húmeda y el mar muy cálido y tranquilo, el reflejo de la luna ofrecía una luz natural a la playa , lentamente nos sumergimos en el agua ,  el cálido mar llenaba de arena los huecos de mis dedos en los pies, la frescura del agua era excitante.
Solo alcance a recorrer el agua hasta que me toco las rodillas y Edward me tomo en sus brazos  para llevarme al fondo, me beso presionando fuertemente sus labios y nos sumergimos en las maravillosas aguas cristalinas.
-¿Para siempre?-le susurre en su oído.
-Para siempre.- me respondió.
Capitulo 6:
La frescura y la calidez de la aguas cristalinas nos ofrecían un clima perfecto, estuvimos nadando unos minutos, pero luego nuestros cuerpos actuaron como imanes y fue inevitable que el alama nos pidiera a gritos que nos hiciéramos uno solo, Edward comenzó a introducirse dentro de mi y nuestra fuerza de vampiro nadie la detuvo, yo tuve que contenerme aun era neófita, pero la clara muestra de nuestra fuerza fue que el mar comenzó a agitarse y las olas comenzaron a sobrepasarnos en altura, pero aun así no podíamos separarnos, solo estábamos , el y yo además de la hermosa luna y el fiereza del mar tratando de apagar el fuego que nos envolvía en cada beso y caricia.
El sonido de las olas golpeando las rocas silenciaban los gemidos que placer que sentía al estar con Edward entregándonos el uno al otro en las mismas aguas que nos habíamos visto desnudos por primera vez, en aquella vez yo solo era una simple humana sin fuerzas y Edward un vampiro que se resistía al placer por no hacerme daño, pero ahora todo era distinto nuestros papeles habían cambiado el indefenso ahora era el, yo era una neófita con una increíble fuerza capas de todo por saciar mi sed de su cuerpo y aunque me limitaba a controlarme a veces me era imposible resistirme la tentación de hacerlo mas y mas sin medir mis fuerzas.
Cuando Edward me besaba era como sentir el placer de beber sangre, sus labios me sabían a un saber inexplicable y totalmente delicioso y atrayente, intentaba controlarme para no ser tan agresiva al besarlo.
La marea seguía furiosa, con nuestros movimientos habíamos enfurecido al tranquilo mar y las olas nos desafiaban, pero aun así no nos salimos del agua, hasta que una gigantesca ola nos pillo desprevenidos besándonos y nos expulso hacia la arena, aun la luna y las estrellas iluminaban las centellantes arenas blanca en la que ahora estábamos descansando los dos desnudos, yo observaba la belleza del cuerpo de Edward una obra de arte de carne y hueso. El besaba mi espalda inspirando el olor de mi piel… sus suaves pero frías manos acariciaban mi cuello y su frio aliento me enloquecía.
Edward me tomo en sus brazos y en menos de un minutos estábamos en la gran habitación donde habíamos hecho el amor por primera vez, Edward me recostó en la amplia cama que estaba cubierta con una fina tela de seda color blanco… era el mismo respaldo que Edward había hecho pedazos en su intento de no hacerme daño, recordaba las plumas de los cojines que había despedazado y recordaba ala vez lo feliz que me había sentido al ser suya por primera vez, aunque para Edward había sido tan hermoso como para mi en aquella vez en sus conciencia había un especie de culpa por haber maltratado mi cuerpo y haberlo dejado lleno de moretones, me había costado muchísimo convencerlo que no había sentido daño y que había sido placer y gozo de ser completamente de el. El mas bello recuerdo de mi vida pasada, mi vida humana había sido el estar cerca de el, mi ángel, mi Edward.- Estas mismas habitaciones habían dado el ambiente para que procreáramos a nuestra pequeña y adorable Reneesme.
Al igual que cuando bebíamos sangre nos era imposible frenar nuestros instintos cuando estábamos juntos Edward y yo, cada vez me sentía menos capas de resistirme a ala tentación que el cuerpo de Edward me producía, El me había explicado, que esa adicción con el tiempo iría disminuyendo había ocurrido con Rosalie y Emmett quienes habían destruido muchas cabañas durante los 10 años que duro esa adicción pero yo no creía que esta adicción fuese a curarse algún día, Edward era una droga, para mi , una completa tentación y siempre debía estar alerta de no hacerlo pedazos si perdía el control.
Estábamos solos en esa habitación, Reneesme y Jacob dormían en las otras habitaciones y me cuide de no gritar tenia presente el estúpido comentario de Jake, además no quería despertar a mi hija.
Edward comenzó a recorrer todo mi cuerpo con sus labios y su fresco aliento me enloqueció al punto de perder el sentido y m volví loca de deseo me abalance sobre el, pero fui muy agresiva comencé a gemir de gozo y Edward gimió de dolor recordé el comentario de Jake y me silencie y me eche hacia atrás para no hacerle daño a Edward luego mordí dos cojines haciéndolos pedazos, cuando vimos que las plumas comenzaron a caer por todos lados nos echamos a reír, que distinto eran los roles ahora, la que hacia daño era yo y Edward era el indefenso al cual yo debía cuidar, lo bese y no recostamos sobre la cama.
-plumas- exclame, riendo a la vez
-me parece conocido- dijo el, con la sonrisa marcada en su rostro perfecto.
Luego se acerco a mi lado beso mis labios presionándolos ligeramente, ya estaba amaneciendo, el grandioso sol estaba alcanzando su lugar dejando así dejar descansar la perfecta luna, los pequeños rayos del sol nos iluminaban el rostro y nos hacia brillar, la piel perfecta de Edward era mas atrayente cuando estaba completamente centellante.
Sentimos que Jacob ya estaba despierto, se sentía sus rizas en la pieza de Reneesme, Edward se levanto para vestirse y yo le seguí el paso.
-Tendré que limpiar las plumas y explicarme a Esme – seguía riéndome.
-Bella solo son plumas, la vez pasada le destrozamos hasta el respaldo- seguía riendo sin parar.
-ya veo Edward, esta vez son solo plumas, me cuidare de no romper el respaldo también. – me acerque a el para besarlo.
-cuidado viene Jacob y Nessie- dirigió su mirada hacia la puerta, yo me coloque rápidamente la blusa.
-mami- exclamo mi hija corriendo hacia mis brazos, más atrás venia Jake muy sonriente con un tono de burla.
-Hola preciosa- bese a mi maravillosa hija en la frente y luego la baja de mis brazos para que fuese con Edward.
-Cada día mas Linda Nessie- dijo Edward, me hubiese puesto celosa, pero era mi hija y era verdad cada día era mas hermosa.-Cada día te pareces mas a Bella- en eso no estaba de acuerdo Reneesme tenia la apariencia de Edward y solo tenia la forma d mis ojos y el color, era tan hermosa como Edward.
-Mami… ¿Por qué estaba lleno de plumas?- mi hija pregunto extrañada, señalando las plumas en el suelo. Mientras Reneesme formulaba su pregunta Jake comenzó a Reírse sin parar
- Bella los rompió porque y estaban viejos- contesto Edward.
-Viejos- dijo Jake sin parar de reír y con un tono de sarcasmo.
-Cacha Jake- le dije, y le dirigí una mirada de precaución.
-ya vale bella me callo.
-¿tienes hambre Nessie?- pregunto Edward a nuestra hija.- Reneesme toco la mejilla de su padre y este le contesto que aquí debería comer comida humana – me imagino que debió haberle mostrado una imagen donde ella estaba cazando y aquí no lo podríamos hacer.
-Yo cocinare para ti y para Jake, Vamos.- le dije a mi hija y Edward comenzó a Caminar con ella en sus brazos, Jake aun estaba en la puerta.
Seguí caminando para seguir a Edward y prepararle comida a mi hija hambrienta. Jake siguió mis pasos hasta quedar justo detrás de mí, se acerco a mi oído y me susurro.
-¡Que gritos Bella!… ¡Que gritos!, tendré que usar tapones para mañana.- y luego se hecho a reír a carcajadas.
-Ahora si que me las pagas Jake.- gruñí y me di la vuelta para golpearlo pero el se hecho a reír, y salió corriendo, salto por encima de Edward y Reneesme y se hecho a correr por la isla, yo lo seguí, esta vez me las pagaría.
-Mami, ¿Dónde va… – no alcanzo a terminar su pregunta, porque yo ya no estaba en la casa, estaba corriendo detrás de jake, el seguía riendo y eso me enfurecía aun mas.
Estuve corriendo detrás de Jake unos 10 minutos hasta que recordé que Reneesme me esperaba para que le preparara su desayuno. Entonces pare y me dirigí en dirección contraria hacia donde estaba corriendo, me dirigí ala casa, Edward y Reneesme estaban sentados sobre un tronco. Del otro lado apareció Jake.
-Nessie , dile a tu mami que deje de perseguirme.- le gritaba a Reneesme mientras ella reía.
-Déjala, iré hacer su desayuno y luego me encargare de ti.- dirigí una mirada aterradora a Jake y me acerque a mi hija.
-ya comí, papi me ha hecho desayuno.- exclamo Reneesme.
-amm, entonces seguiré con Jake.- dirigí mi mirada hacia el, el jadeaba de tanto correr por la isla.
-ah vale Bella si no eh oído nada, solo era para molestarte. Pero parece que si gritaste porque te enfureciste, -volvió a reír a carcajadas.- pero no eh escuchado nada, dormí toda la noche, tranquila Bella que toda era una broma.
-¿Escuchar que mami?- pregunto Reneesme.
-Nada Nessie, tonteras de Jake no le hagas caso.- exclamo Edward.

Acerca del Autor

Nos dedicamos a brindar información a todos los fans de la Saga Crepúsculo. Desde entonces nos hemos encargado de cubrir premieres, eventos, actualizar día a día nueva información sobre el cast. Después de que terminó la épica Saga en Noviembre del 2012, seguimos los proyectos de cada actor como corresponde.
Lee más en: Conócenos

0 Comentarios:

¡Anímate a comentar, siempre y cuando sea con respeto! Bienvenid@s.

Sube de nuevo ↑
Bienvenidos

    Bienvenido a la web de Diario Twilight. Llevamos siete años trayéndote las mejores noticias de La Saga Crepúsculo y su elenco. Haz parte de nuestras redes sociales y no pierdas detalle

Seguidores Blogger

© 2015 Diario Twilight. WP Mythemeshop Converted by Bloggertheme9
Blogger templates. Proudly Powered by Blogger.