Cap 8: Solteros Y Sin Compromisos

Capitulo 8: Familia Feliz.

Bella POV.

Esta noche era la primera vez que podía dormir bien desde que vine a Londres, ahora ya no buscaba nada mas, mi Edward había venido a buscarme, eso respondía todas mis dudas. ¿Cómo pude ser tan ingenua?, yo estaba segura que el sentía algo por mi, pero teníamos miedo, no podemos escapar del amor, es como si el flechazo cupido lo dispara cuando esta seguro de que esa persona es tu otra mitad. Y Edward, sin lugar a dudas es mi otra mitad…

La luz que entraba por la ventana me anunciaba que todo esto era real, no quería despertar por miedo a no tenerlo cerca, por miedo a que todavía estuviera en New York, pero al sentir sus dedos dibujando círculos en mi brazo, me arme de valor y poco a poco abrí los ojos… y ahí estaba, a mi lado, mirándome con esos ojos que me penetran el alma.

-Buenos días mi Bella –dijo mientras me besaba la frente- ¿Cómo te sientes?

-Edward te amo, nunca en mi vida me había sentido tan bien como ahora

Sus labios me dieron un casto beso cargado de amor, y yo no tarde en corresponderle, un beso tan cargado de emociones que era imposible no dejar escapar una pequeña lagrima. Mi universo completo ahora tenia razón de ser, era como si hubiera armado las piezas del rompecabezas de mi vida, y ahora cada latido de mi corazón era para Edward.


Nos dimos una ducha rápida, evitando los besos acalorados que nos dábamos, ya que queríamos salir a desayunar, y luego mis padres morían por conocer a mi famoso Edward Cullen. Decidí ponerme unos jeans y una camisa sport verde, quería que Edward se sintiera cómodo ya que no era necesario mucha "pompa" para conocer a mis padres, pero el único problema era que Edward había dejado sus maletas en la casa de sus padres, y Esme me había dado las llaves del apartamento de Edward para poder arreglarlo y darle la "sorpresa", así que yo tenía una pequeña maleta con mis cosas.

-Bella, creo que debemos ir a casa de mis padres antes de visitar a los tuyos, y te aseguro que Esme nos retendrá al menos hasta la cena.

-No te preocupes mi amor, yo hablare con mi madre para posponer la visita.

-Pues, si te soy sincero, estoy muy nervioso, es la primera vez en muchos años que conoceré a mis futuros suegro. –La mirada de Edward estaba perdida, y tenía un rastro de melancolía, pero no permitiría que su pasado nos arruinara el día, así que decidí animarlo-

-Mi amor, mis padres te aman sin conocerte, yo les conté como nos conocimos, y que habías estado conmigo día y noche mientras yo me recuperaba del accidente, ellos están profundamente agradecidos contigo, ya eres uno mas en nuestra familia.

-Gracias mi amor, te aseguro que no defraudare a tus padres, seré el mejor yerno que hayan tenido nunca. –Edward parecía relajado, ya que me dedico una gran sonrisa torcida de esas que me dejan sin aliento mientras partíamos en el auto de Carlisle.

En el camino la pasamos hablando sobre nuestros padres, Edward me contó que Esme esta a cargo de una organización de caridad, y que a pesar de tener una gran fortuna, no le gustan los excesos, muy distinta a Renee. Yo le comenté a Edward que mi madre era la reina de lo extrovertido, mis padres son como dos polos opuestos.

Llegamos mas rápido de lo que esperaba, ya que Edward es amante de la velocidad y nuestra plática era tan animada que el tiempo paso volando.

-Bienvenidos de nuevo –Nos saludó Carlisle- Veo que ayer llegaron a salvo de puro milagro- nos dijo Esme a la vez que nos guiñaba un ojo-.

-Mamá por favor, no queremos dales detalles de todo lo que pasó anoche.-Al instante sentí como mis mejillas ardían en rojo vivo-.

-Bella, puedes tener confianza conmigo, hasta puedo darte consejo de como mantener entretenido a Edward, ya sabes, padre e hijo son como dos gotas de agua…

-Querida, Bella esta a punto de prenderse fuego de la pena, ya no la tortures, mejor deja que Edward se cambie, y salimos a comer –Gracias a dios Carlisle me había salvado de una combustión-

Luego de que Edward se cambiara, decidimos salir a comer, pero Edward decidió ir en su propio auto, un maravilloso Volvo Plateado, ese auto era magnifico. Me sorprendía de que no lo tuviera en New York, ¿Cómo alguien que tiene un auto así es capaz de subirse a un taxi en New York? Parece que Edward tenia las mismas intenciones que yo, quizás quería alejarse de todos los lujos y vivir una vida "normal".

-Un auto maravilloso –dije escapándome de mis pensamientos- ¿Cómo puedes andar en taxis en New York cuando posees un auto tan ostentoso como este? –no había podido evitar formular la pregunta-

-Pues, veras Bella, a veces es bueno filtrarse entre la gente normal, y mira que si este volvo estuviera en New York, tu y yo no estuviéramos aquí ahorita- su mirada se perdía en mis ojos verdes mientras mi centro se humedecía…Solo Edward Cullen podía hacer que mi cuerpo se estremeciera con tan solo una mirada.

Sus manos tomaron las mías, y sus ojos seguían mirándome fijo y seductor, mi fuero interno era tan grande que me temblaban las piernas, acto seguido Edward me tomo de las caderas, recostándome en el capó del auto, suavemente, sentía mis bragas empapadas, la excitación era parte de mi sangre, y en cada palpitar recorría todo mi cuerpo, desde la punta de mis pies, hasta el ultimo de mis cabellos.

Y de repente, como si un rayo hubiera caído entre nosotros, Edward se separó de mí, ¡Oh mi Dios!, mi respiración estaba agitada, casi convertida en jadeos, ¡Edward no podía estar haciéndome esto! .

-Vamos mi amor, Esme y Carlisle no querrán que los hagamos esperar.-Edward ya estaba dentro del auto, y mi mente estaba tan desorientada que camine como una zombi hacia el auto, una zombi caliente ¡Genial! -.

-¡Edward te aseguro que esto me lo pagaras y con creces!- el solo me miró y esbozó esa sonrisa torcida, y toda la furia se esfumó de mi ser-

El trayecto fue relativamente rápido, ya que mi amado es amante de la velocidad, y a pesar que nos tardamos en casa, llegamos al mismo tiempo que Esme y Carlisle. Fuimos a un restaurante llamado "The Folly" era hermoso, la decoración parecía hecha en honor a las flores, era todo tan delicado y llamativo a la vez, que el lugar parecía estar encantado. Esme y Carlisle nos esperaban en la entrada, y parecían muy felices, al vernos, sus ojos centelleaban al ver mis manos entrelazadas con las de Edward, y Esme me miraba como si depositara en mí muchas ilusiones, cuando entramos finalmente al restaurante, un joven mesero nos atendió:

-Buenas tardes, mi nombre es Mike Newton, Bienvenidos a The Folly. –sus ojos no tardaron en posarse sobre mi, parecía que la quijada se le caería de su lugar, y Edward no tardó en posar su mano en mi espalda baja, mientras veía al pobre chico que nos conducía hasta la mesa. Nos entregó los menús, y regreso a su puesto en la entrada principal-.

-Parece que mi hijo es muy protector contigo Bella –dijo Carlisle con una sonrisa en el rostro- Parecía que le ibas a arrancar la cabeza a el pobre chico.

-Bella solo es mía papá, y no me agrada cuando algún patán la mira.

-Edward, pero si es solo un chiquillo, no pasa de los 20 –dije intentando calmarlo-

Edward Bufó, mientras ojeaba el menú.

La comida era exquisita, y yo parecía que no había comido en años, toda la faena de la noche anterior me había dejado exhausta, y ni siquiera habíamos desayunado, así que me permití comer mas de lo habitual, en fin, unos filetes y unas ensaladas no me harían engordar mucho, a Edward le encantaría verme un poco mas "rellenita".

Esme parecía fascinada al verme comer, ella era una excelente persona para pasar horas y horas hablando de temas distintos, me encantaba que no fuera la típica suegra cabeza hueca que solo esta empeñada en sacar hasta los más mínimos defectos que una posee. Edward y Carlisle se pusieron al día con todo lo relevante que ocurría en las oficinas de New York, y en las cortas pausas que Esme hacia, pude escuchar que Carlisle Mencionó un viaje a un país exótico, pero asumí que Edward me lo compartiría pronto. Luego de que varios platos mas llegaran a la mesa, no me sentía del todo satisfecha, y al ver un postre tan delicioso en la mesa de a lado no dudé pedirlo. Esme, Edward y Carlisle solo me veían anonadados, pero las brochetas de malvaviscos con chocolate derretido me hacían agua la boca.

Luego de que comiéramos en familia, Edward y yo decidimos que era tiempo de volver a su departamento, recogimos las maletas de Edward y Esme no nos dejó partir hasta que le prometimos que regresaríamos en 2 días para otra comida espectacular, solo que esta vez seria en su casa y mis padres estaban invitados.

Subimos al auto, y decidí que era momento que Edward pagara por dejarme "caliente", de pronto puse mi mano en su rodilla, como quien no quiere la cosa, y lentamente la fui subiendo, muy despacio, él se tensó cuando mi mano ya estaba a unos cuantos centímetros de su miembro, su respiración era entrecortada, y poco a poco posicioné mi mano en su miembro, que estaba duro y pedía a gritos que lo liberaran de su prisión, lentamente logré desabrochar el pantalón de Edward, y su pene se libero como un ave de su cautiverio, me incliné hacia él , y lo metí en mi boca, con movimientos muy suaves mi lengua lo degustó, y justo cuando él me pedía mas… Me alejé abruptamente, Edward chilló de dolor y excitación, y yo sonreía de oreja a oreja, satisfecha de mi venganza.

-¡Oh por Dios Bella!, ¿Por qué me haces esto?- decía Edward con la cara de un niño al que le han robado un dulce-.

-Edward, aguántate hasta que lleguemos a la casa, no quiero que nos estampemos contra un árbol. Imagínate los titulares, seriamos noticia en todo el mundo.

-"Pareja sufre accidente por distracción del sexo oral" –decía Edward mientras los dos estallábamos en carcajadas- Espero estés preparada Isabella Swan, esta noche no la olvidarás en toda tu vida…

¡Bueno Chicas! Aquí estoy una vez mas con esta parejita única, ¿Por qué será que Bella come tanto? Jejejeje bueno, las dejaré con la intriga unos capítulos más, pero les advierto: ¡viene algo de drama!


¡Gracias por sus coments chicas! Les juro que me alegra tanto saber que les gusta la historia!


Gracias a las chicas que me leen en Diario Twilight: constanza moya, NANA, Jazuree Brandon, kiki1816, LA MONTAÑA NARANJA, veritobermeo.


LOS COMENTARIOS SON MI SUELDO :D Y SON GRATIS!


11 comentarios en Cap 8: Solteros Y Sin Compromisos

Deja una Respuesta

¡Anímate a comentar, siempre y cuando sea con respeto! Bienvenid@s.